Nunca es fácil la elección de un Software ERP

Si lees este artículo es que tengas tomada la decisión de invertir en una solución informática que te ayude a agilizar la gestión de tu negocio, y déjame decirte que has tomado una muy buena decisión si decides comprar un ERP.

Un buen software de gestión ERP te ayudará a recortar gastos, automatizar procesos y a ahorrar tiempo y recursos. Lo más probable es que ya hayas realizado una búsqueda y te hayan aparecido cientos de resultados que dicen ser “el mejor software de gestión”, lo cierto es que si que los hay.

Pero, ¿cuál es el mejor para ti? ¿Qué software ERP te valdría a tí? ¿Qué software ERP podrías utilizar y mejorar en tu trabajo? Te daré unos consejos que te ayudarán a tomar esta difícil decisión. No pierdas de vista los objetivos de tu negocio y haz una lista de requisitos imprescindibles que debería
cumplir tu software de gestión ERP ideal para mejorar la productividad en tu negocio. De esta manera podrás contarle a las empresas ofertantes qué es exactamente lo que buscas y lo que necesitas y de esta manera ellos podrán atinar mucho mejor.

Yo te recomiendo que escojas un software de gestión ERP que ofrezca soluciones para tu sector en particular. Si tomas una buena decisión y escoger un software que se adapte muy bien a tus necesidades conseguirás mayores beneficios a largo plazo y un retorno de la inversión más rápido.

No lo dudes, decántate por una solución en la Nube es lo que más se está utilizando y podrás estar con el software siempre actualizado. Las versiones de escritorio están obsoletas y van a plantear obstáculos a tu productividad. Busca una solución desde la cual tus trabajadores puedan ser productivos desde una tablet, en un smartphone o en cualquier situación o lugar. Eso sí, asegúrate de que tus datos van a estar seguros y no van a estar a dispensas de cualquier otro usuario.

Es el problema que tiene la Nube que no puedes saber quien puede ver tu gestión, mientras que si la utilizas desde tus ordenadores en tu empresa, siempre sabes y lo tienes todo más controlado. Aunque si que es verdad que si se produce un incendio en tu empresa, en un tiempo record puedes estar funcionando en otro lugar si todos tus datos están en la nuebe.

Se suele decir que si una empresa no es capaz de darte referencias de tres clientes contentos, lo más probable es que no sea la mejor opción.

No dudes en pedir a las empresas que estás barajando opiniones de clientes y acudir a ellos para que te hablen sobre los servicios y productos de esta empresa. Además, si formas parte de una asociación sectorial, puede que no sea mala idea que pidas recomendaciones a tus compañeros de profesión ellos te dirán que software de gestión ERP están utilizando y probablemente te podrán aconsejar mucho mejor.

Involucra a los trabajadores en la decisión, sobre todo a aquellos que van a estar trabajando con el programa día a día. Te pueden ayudar a visualizar los requisitos imprescindibles que tu software de gestión tiene que cumplir sí o sí. El precio es importante, pero no pierdas de vista otros factores clave como pueden ser la atención al cliente, el soporte técnico o la capacidad de actualización del software. Si solamente te guías por el precio y no tienes en cuenta todo lo demás, lo más probable es que la  implementación de tu software no sea todo lo eficaz que debería y acabes perdiendo dinero a largo plazo.

Pide que te hagan una demostración del programa, pero escoge a una sola persona para que acuda
a ella. Desde luego que tienes que tener en cuenta las necesidades de todos los departamentos que vayan a utilizar el programa, pero si te centras demasiado en satisfacerlos a todos al final acabarás entorpeciendo y alargando el proceso. Lo mejor es que selecciones a la persona que sea capaz de unificar las necesidades de toda la empresa y tomar la mejor decisión.

En conclusión, si ya has decidido implementar un software a la gestión de tu negocio vas por el buen camino, pero encontrar el software ideal y que mejor se adapte a tus necesidades puede ser una tarea difícil, por eso te recomiendo que no te tomes este proceso a la ligera.

Así que anota estos consejos y ponte a buscar el software que recorte tus gastos y aumente tu productividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *